Make your own free website on Tripod.com

La empanada es en Chile un símbolo de Fiestas Patrias por excelencia, pero igual se consume todo el año. Aunque en Latinoamérica es común la preparación de empanadas, la chilena tiene fama que traspasa fronteras. La clásica es con relleno de pino (guiso de carne y cebolla) pero existen muchas variantes como queso con ostiones o mariscos, champiñones y la nuestra que es de quínoa…

quinoa.jpg

Esta es la planta de quínoa, una planta productora de semillas alimenticias para el hombre. La Chenopodiaceae: Chenopodium quinoa, "quinoa", es un pseudo cereal del altiplano andino de América del Sur y crece a más de 3.000 mt. de altura. Es una planta de uso “ milenario” , pues los incas la consumían desde tiempos precolombinos.

quinoa2.jpg

La quínoa tiene múltiples preparaciones. La más popular es hacerla  igual como se prepara el arroz (2 de agua por una de quínoa), pero hoy en día incluso es conocida en restaurantes de Nueva York. Debemos estar orgullosos de tener este alimento disponible. Su cultivo es orgánico por lo que no contiene sustancias químicas.

Home | Columnas Gastronómicas | Recetas por Categorías | Historia de Babbette´s | Diccionario de cocina | Consejos y utensilios de cocina | Todo sobre Yogurt | Contáctanos y deja tu receta

 

Empanadas de Quínoa

 

 

La empanada es en Chile un símbolo de Fiestas Patrias por excelencia. Aunque  todos la sentimos tan chilena, no lo es por su forma o técnica general, pues se conocen recetas de empanadas ya desde el siglo XV europeo. La empanada es absolutamente chilena por su pino (guiso de carne de vacuno y cebollas muy caldudo) palabra mapuche, de sabor tan característico dentro de su variedad. En Latinoamérica es común la preparación de empanadas, pero la chilena tiene fama que traspasa fronteras. La clásica es con relleno de pino- que ya nombramos- pero existen muchas variantes como las de queso con ostiones o mariscos, champiñones y la nuestra que es con relleno de quínoa…

 

La quínoa es una planta de semillas, que se encuentra a más de 3.000 mt.  altura en el altiplano andino de América del Sur. Conocida y usada por los incas desde tiempos precolombinos, es hoy considerada como uno de los supercereales  junto con el amaranto. Los científicos destacan que las características proteicas de la quínoa, cereal que en la antigüedad suplía a la harina entre los incas y en la actualidad considerada por sus cualidades cicatrizantes, antinflamatorias, analgésicas y hasta como repelente de insectos; mantiene su grano de proteína, no contiene colesterol, regula el sistema nervioso y ayuda al desarrollo de las células cerebrales. Y ni hablar que sirve para todo tipo de usos gastronómicos, como sopas, guisos, cazuelas, tragos especiales y postres. Y la verdad es que en los últimos años literalmente  se ha “tomado” la alta cocina y podemos encontrar preparaciones increíbles con estas semillas. La podemos encontrar hasta en restaurantes en Nueva York, pues los chefs hace tiempo que optaron por productos no tradicionales según las actuales exigencias y las demandas de los mercados y consumidores modernos, lo que ha hecho además de la quínoa un producto de gran interés comercial también.  Yo las he usado hasta en galletas. Su uso más común es prepararla como se hace con el arroz, pero es magnífica en guisos (como el que presentamos para el relleno de esta receta) e incluso puede sustituir el cous cous ( es más sana ). Así  pues, empecemos a incluirla en nuestra dieta...

 

Te invitamos a preparar esta rica receta que puede ser considerado un aporte original para preparar empanadas  que son muy saludables, alimenticias y son una gran oportunidad para variar dietas sanas y vegetarianas. Y que además no dejan de ser chilenas porque este maravilloso alimento también se encuentra en Chile en la zona del norte.

 

 

Empanadas de Quínoa:

 

 

Ingredientes para 10-12 empanadas

 

Masa

 4 tazas de harina cernida (pued ser integral)

½ taza de salvado de trigo (sólo si la haces con harina blanca)

200 gramos de manteca caliente ( puedes usar  manteca vegetal o  margarina)

1/4 litro de agua caliente

½ cucharada de sal

1 cucharadita de ají de color preparado en una cucharada de aceite

 

Relleno

3 tazas de quínoa cocida

1 pimentón verde grande en julianas

2 pimentones rojos en julianas

2 cebollines en rodajitas delgadas

3 dientes de ajo finamente picados

½ taza de cilantro finamente picado

½ taza de salsa de soya

3 cucharadas de aceite de oliva

2  claras de huevo ( para armar  las empanadas)

Comino en polvo al gusto

 

Adorno

6 huevos duros cortados en mitades

12 aceitunas

24 pasas

 

Preparación:

 

Prepare con anterioridad una olla de quínoa como si fuera arroz, o sea, cocine 1 taza de quínoa con dos de agua hirviendo. La quínoa antes de cocinarla debe ser lavada y escurrida en colador. Una vez lista deje enfriar. Deben salir aprox. unas 3 tazas de quínoa cocida.

 

Mientras tanto, forme un cono de harina en la mesa o tabla de amasar. Ahueque su interior haciendo un cráter donde irá echando, alternadamente, salmuera, manteca y el ají color ( este se prepara diluyendo el ají ,pimentón español o páprika en aceite y calentándolo levemente). Con una cuchara revuelva el interior del cráter para mezclar los ingredientes. En esta primera etapa no meta la mano, porque se quemará. Una vez lista la mezcla, inicie el amasado con ambas manos hasta homogeneizarla totalmente. Forme una pelota y abríguela con paños de cocina para evitar que se enfríe, porque así es más difícil manejarla.

 

En una sartén, ponga a calentar el aceite de oliva y saltee el ajo, cebollón y pimentones hasta que se doren ligeramente. Deje enfriar y mezcle después en un bowl con toda la quínoa cocida, cilantro, salsa de soya y comino (ojo no se pase porque es de sabor fuerte).

 

De la bola de masa corte trozos del porte de una pelota de tenis y amáselos sobre una superficie enharinada para que no se peguen. Cuando la masa tenga un grosor de 2 milímetros, corte circunferencias usando como molde un plato extendido grande.

 

Ponga dos cucharadas colmadas de guiso en el centro de la masa circular, corone con un huevo duro, una aceituna y dos pasas.

 

Moje con los dedos todo el borde de la masa con agua tibia, para que al doblar la masa quede bien unida. Con los cantos de las manos oprima todo el contorno de la unión, haciendo presión para que la masa se adelgace y los dobleces no queden tan gruesos.

 

Barnice la superficie de las empanadas con clara de huevo, usando un pincel.

Encienda el horno al máximo y meta las empanadas en una bandeja metálica.

 

Baje la llama al mínimo, espere 15 minutos y observe el dorado. Si están muy pálidas suba la llama. Cuando estén listas, repóselas 10 minutos cubiertas con un paño antes de servir.

 

Rico, rico, rico…

 

 

 

Esta página es estrictamente personal y publicada con fin informativo y de entretenimiento. Ha sido creada y diseñada por Olga Kostich. Mucha información ha sido sacada de la web, en especial gran parte de las imágenes que he ido coleccionando a modo personal a lo largo del tiempo, las que no pretendo bajo ningún concepto presentar como exclusivas ni mucho menos de autoría propia, las he usado sólo como apoyo para mejorar el aprendizaje y entendimiento de quien visita mis páginas. Si alguna de ellas contraviniera algún copyright, agdezco me sea informado para eliminarla de inmediato. Las recetas sí son de autoría propia, excepto algunas aportadas por otros. La mayoría de los textos también, si son tomados como parte del resultado de la investigación y obtención de datos de distintas fuentes en la web y otros medios. La cultura e información son bienes del mundo y la información escrita  que es de mi porpiedad intelectual en esta página  puede ser libremente usada de manera bien intencionada por quien lo necesite (excepto mis cuentos literarios), pero no para efectos comerciales. Aprenda y disfrute. Gracias.